FANDOM


Esta página pertenece a la Negropedia.


Es el lugar de reunión de tres a cuatro veces diarias (dependiendo de la época del año) de la comunidad colegial.

Fiesta noche vieja 04 062

Un día cualquiera, los colegiales se disputan la comida.

En un principio, según leyendas colegiales y la sabiduría de Quite, el comedor se pensaba situar debajo del patio, justo al lado del gimnasio, pero tras los catastróficos resultados arquitectónicos del edificio, se construyó un anexo donde ahora se encuentra, dificultando en todo caso el acceso a colegiales lisiados.

En el pasado hacía también las veces de foro: todo colegial tenía la posibilidad de mostrar y defender sus opiniones a golpe de cuchillo.

El comedor se encuentra jerarquizado en columnas, de izquierda a derecha, siendo las primeras, las que antes serán servidas.

Los desayunos (y cualquier comida cuando hay menos de 50 colegiales) se realizan en la zona de las máquinas de café; justo en las mesas situadas bajo la foto en la que sale el coche del Balas.

Era típico cantar el cumpleaños feliz a voz en grito y acompañado de golpes de cuchillo cuando era (o no) el cumpleaños de alguien. También se podía fingir un cumpleaños con la excusa de poder juntar varias mesas sin que las chicas se enfadaran demasiado.

Hechos memorablesEditar

  • El Balas con una pierna rota comiendo con su madre.
  • ¡Una chica! Ya no resulta tan alarmante, pero antes estaba claro que conllevaría otro milímetro más de marcas de cuchillos en el canto de la mesa. Especial mención a la pochola que mientras docenas de cuchillos golpeaban sin descanso sus respectivas mesas, permaneció impasible durante 10 largos minutos hasta que los doloridos brazos de los valientes colegiales no pudieron aguantar más.
  • Marga recogiendo una pizza del suelo y ofreciéndola al aire, a la par que por lo bajo decía "si coméis cosas mucho peores".
  • Cañas, Borovia y Carnavalito comiendo con la servilleta en la cabeza, atada con cuatro nudos, a lo albañil, sin motivo aparente, y más cuando se suponía que eran gente respetable.
  • Comprobación práctica de los efectos de la resonancia al estallar el plato de Macca en pedazos durante una Cena de Navidad tras una clásica cuchillada.
  • Estallido espontáneo del plato de Mónico, minutos después de sentarse a la mesa con Carlos Ordás y Víctor Pozo. Con flema británica, los tres simplemente se levantaron y se cambiaron de mesa, dejando el trabajo sucio para Marga.
  • Natillas con sal, yogurt con sal, natillas con mostaza...
  • Ver a Bryan mojar calamares en un yogur mezclado con mostaza , ante el asombro general.

Los míticos del comedorEditar

  • Toni Barea cogiendo un sanjacobo de la última mesa antes de irse.
  • Los Superkites sentados en las primeras mesas del comedor. Gritando y golpeando la mesa a muerte cuando Gayoso hacía su entrada triunfal.
  • Nacho Romo masticando lentamente las natillas mientras sus compañeros de mesa esperaban cruzados de brazos.

Ranking de "lentos"Editar

  1. Nacho Romo
  2. Alain
  3. Aitana
  4. Hacha (Perdió posiciones cuando le quitaron el aparato y su velocidad casi se equiparó a la de una persona normal)
  5. Nucle
  6. Román

Especialidades culinariasEditar

  • Pollo a la Villaroy: Pechuga de pollo envuelta en bechamel y todo eso empanado, lo servían con salsa de tomate. Estaba bien, pero es la clara definición de algo que añusga. Una buena novatada era hacer que se lo comieran sin beber agua (eso si, se puede acompañar con pan).
  • Pesquipollo: Nombre que alguien con poca capacidad de retención de dio al pecipollo. Es un plato único con denominación de origen Negro, fruto de las investigaciones genéticas de Atila y Vitonto desarrolladas en los sótanos de éste, Nuestro Mayor. Combina un curioso sabor a pescado con la inigualable textura del pollo. Hay quien dice haber encontrado huesos y cartílagos.
  • Pollosaurio: Otro de los míticos platos del comedor consistente en una pieza, insisto una única pieza, de proporciones mastodónticas capaces de saciar los más duros apetitos. Parece ser fruto de las investigaciones secretas y se rumorea que puede ser una raza que se creía extinta, a mitad de camino entre el pollo y los pterodactilos.
  • Negro con patatas: A.K.A. James Bond. Filete cuya dureza es comparable a la del mismísimo Chuck Norris. Servido antiguamente un día sí otro también. Tras la Feminización del Negro este mítico plato se ve cada vez menos y se ha vuelto más soft, hecho que junto a la introducción de peligrosas armas de matar, afiladas como están los nuevos cuchillos, ha posibilitado que comérselo ya no sea una misión al alcance de unos pocos elegidos.
  • Vino Serrés: Bebida de inigualable calidad servida sólo en unas pocas ocasiones especiales, en las que desde cocina se intenta atacar a nuestros aparatos digestivos con este duro y peleón brebaje. Sus botellas han sido objeto de grandes controversias, pues si bien en general es poco apreciado, algunos míticos de este Nuestro Mayor como Carloh o Bryan han encontrado una inigualable fuente de inspiración en su interior.
  • Cangrejos termoplásticos de la paella: Año tras año, con todas las paellas, nuestros dedicados cocineros echan sobre el arroz como si de un especiado se tratase varias cáscaras termoplásticas de cangrejo. Cuando la bandeja regresa (invariablemente con las cáscaras encima) las retiran y guardan en una caja de cartón como la usada para retener el pan de goma hasta la próxima paella. Corre el rumor de que con la conversión del colegio en femenino una colegial de nombre difuso tenía glandulas de acido en la boca que le permitían comer los cangrejos. Lo que casi provocó una catástrofe similar a la caída del imperio romano tras el office.
  • Cocido y empanadillas: Un curioso pack que nadie había visto hasta llegar al colegio, pero que pronto sabías que no podías vivir sin él. Un martes no era martes si no había cocido. Pese a que tras dos platos de cocido poca gente tenía hambre, la bandeja de empanadillas de después siempre volvía vacía. Hubo un día en que no aparecieron las empanadillas tras el cocido y, cuando dirección vió el amago de revuelta popular y probable secuestro de rehenes por parte de los colegiales, se decició volver a incluir las empanadillas tras el cocido. Se está estudiando la relación entre comer empanadillas todos los martes durante 3 o 4 años y que posteriormente veneres al telempanadilla.