Wikia

Negropedia Wiki

Cuchillos largos

Discusión0
638páginas en el wiki

Esta página pertenece a la Negropedia.


Evento cultural de engorilamiento colectivo venido a menos tras la feminización del negro que pone punto y final a las novatadas. Tiene lugar la noche previa a la fiesta del novato. Posteriormente ha dado lugar a los Applerounds.

La idea bajo la cual se creó este evento era, ante la negativa de la directiva del centro de poder poner carteles para anunciar la fiesta, una salida nocturna a los colegios femeninos para anunciarla cual serenos. Todo esto derivó en una noche de desfases e invasiones para despedir a esa época tan apreciada por todos que es las novatadas y dar comienzo a la época de estudio que se supone ha de llevarse a cabo el resto del año.

Merece una especial mención a la noche de Cuchillos Largos del año 2003/2004 en la que se derribó un mástil del CMU San Pablo cómo colofón a una larga noche de desmadre.

Actualmente se intenta retomar esta sana costumbre que desde hace algunos años se precede por el festival de Negrovisión en el que actuán las grandes estrellas de la canción de este Nuestro Mayor.

Dice la sabiduría popular que una noche de Cuchillos Largos no es tal, si no aparece el helicóptero de la policía. Momento en el que los colegiales se dedican a bailar pegando saltos bajo su foco.


Ruta estándar de Cuchillos largos Editar sección

La reunión de los colegiales en la zona de pecera, pasillos y patio se iba produciendo con nerviosismo sobre las 22.00 hora local. Una noche de cuchillos largos normal duraba un par de horas, aunque algunos años especialmente gloriosos se prolongó hasta altas horas de la madrugada. Predominan las ropas oscuras, y en algunos casos caras tiznadas o parcialmente cubiertas. Por supuesto, siempre debe haber algún comentario sobre que a los colegiales vascos se les ve más sueltos y preparados que a los demás.

Algún año, sin embargo, la concentración se produjo en el Iron, para no llamar la atención en el colegio.

  • Subida por la Avenida de la Moncloa. Primera parada: CMU Berrospe. Era clásico el desnudo integral colectivo de los colegiales ante sus ventanas al grito del gran puños fuera. Normalmente no se puede entrar en este colegio ya que es una fortaleza inexpugnable, por lo que especialmente emotivo fue cuando se colaron en su interior Etor, Ramiro Romero y David Durán.
  • Seguimos subiendo y topamos con el odiadísimo CMU Moncloa. Todos llevábamos un día entero sin mear esperando este momento.
  • Justo al lado: El CMU Vedruna. De vestíbulo fácilmente invadible y monjitas con mucho carácter. A veces caía un puños fuera como en el Berrospe, pero en general la visita era corta. Hasta mañana en la fiesta guapas.
  • Girando desde el Vedruna se entra en la zona de residencias (no colegios mayores): la de la campana, las americanas, la nuevo parque, la sierra, la Asunción... En esta etapa de la noche surgen las primeras reacciones vandálicas ya que empiezan a verse contenedores y vallas. Sin duda la invasión más emocionante es la de la campana, ya que al asaltarla descubres sus patios interiores y el techo de su capilla (desde el cual acceder a habitaciones de simpáticas chicas).
  • Hay un par de hospitales por esta zona, a cuyo paso los colegiales pasaban de ser bestias irracionales a respetuosos ciudadanos, guardando silencio. Y si no, ¡silbato!
  • Bajamos de estos barrios, dejando atrás la Asunción, para acercarnos al gran momento largamente esperado. El malnacido CMU San Pablo. La invasión de su jardín y su parking siempre está cantada, ya que su arquitectura a lo palacio neoclásico hace que la entrada sea incontrolable. Cuando el segurata (¡sí, sí, segurata!) nos echa, los intercambios de insultos con los sanpableños (que además tienen la costumbre de sacar a ondear la bandera de nuestro país por la ventana cuando vamos, ignoramos por qué lo hacen) son habituales. "Rojos", "Fachas", "Proletarios", etc.
  • A la vuelta desde el San Pablo (otras veces a la ida) nos encontramos con el CMU Poveda. Actualmente las chicas del Poveda pueblan el Negro ya que se encuentra de obras. Es fácil entrar en el recinto, pero el edificio era impenetrable. Veremos cómo ha quedado tras la obra.
  • CMU Pío XII. En teoría les odiamos, pero en realidad "indiferencia" es la palabra. No nos molestábamos ni en parar, directamente pasábamos por delante insultándoles, pero porque nos pilla de camino.
  • De nuevo estamos en el Negro, pero nos faltan los puntos más calientes de la noche. Llegado este momento, si hemos hecho las cosas bien, ya deberíamos tener al menos dos coches de policía siguiéndonos prudentemente o intentando averiguar nuestro recorrido para esperarnos allí y cortarnos el rollo. También habremos visto algunos coches "de paisano" con dos hombres también de paisano a bordo que no paran de pasar junto a nosotros. Pensemos que han llamado a la poli, en menos de una hora, los/as directores de hasta 11 CMUs y residencias.
  • Al pasar por delante del Negro es muy típico ver a Juanjo con cara de preocupado en la esquina, intentando comprobar si ese grupo que va por ahí pegando gritos son los chicos de su colegio, aunque él de sobra sabía desde un principio que así era. Tras saludarle alegremente como si no pasara nada, seguimos nuestro recorrido por Avda. Juan XXIII.
  • CMU Chaminade: El puto vecino. El Chami siempre nos está esperando preparado, por lo que hay que acercarse a su fachada con mucho cuidado. Los barbudos hijos de puta siempre tenían a alguien en el tejado de la capilla listo para lanzarnos de todo. Y aquí es donde llega otro punto clave: el robo del banco. Es una tradición de generaciones robar al Chami el banco que tiene en su puerta (de ahí todos los que hay en el Negro), aunque no os preocupéis por ellos ya que a su vez cumplirán con su tradición de robarle otro banco al Ayuntamiento de Madrid.
  • CMU Estudiantes. Qué decir de este clasico entre los clásicos. Las anécdotas ocuparían folios. Su punto más débil es la escalera de incendios, desde la cual, con fuerza y agilidad, se puede uno meter por las ventanas de los pasillos de la zona de habitaciones. También cuentan con un segurata, aunque su eficiencia ha sido puesta en jaque numerosas veces por nuestros valientes colegiales.
  • CMU Loyola: El archirrival. Con el Loyola lo que había era un amor-odio, ya que mientras que al Moncloa o al San Pablo realmente se les desprecia(ba), el Loyola era de un rollito más parecido al del Negro (sólo que en versión vandálica), por lo que la relación era más parecida a la de dos hermanos que se pelean constantemente. Lo mismo podría decirse de Chami y Johnny.
  • CMU Mónica. La palabra clave es piscina.
  • CMU Mara. No da demasiado de sí. Ni las chicas del Mara se motivaban especialmente con nuestra visita nocturna ni nosotros podíamos estar muy pendientes de ellas, ya que en su rotonda es donde solemos encontrar un dispositivo policial muy reforzado, con alguna furgoneta y, en el mejor de los casos (Gracias Dios por aquel momento) un helicóptero de la policía sobrevolándonos y apuntándonos con un foco. Nuestra alegría y exaltación es máxima en esos momentos, en los cuales todo tiene sentido y creemos haber alcanzado el cénit de nuestra existencia.
  • CMU Roncalli. No nos tienen demasiado respeto. Así que, sin perder mucho tiempo, no está de más, hacer una parada cada varios años, bajar su escalera de incendios 'al peso' y marcar territorio.
  • CMU Isabel
  • CMU AlcaláEs el colofón final a una divertida noche. Sus habitantes suelen llevar ya horas dormiditos en sus camas, pero no pueden dejar de asomarse a mirar como se arrambla con la mitad de la vegetación de su patio y se hacen arreglos en el sistema de alumbrado, a la voz "Alcalá, sois el culo de la universidad".
  • CMU Johnny
  • Llegada al Negro y dispersión del grupo. Los colegiales que quieren ir a clase al día siguiente se retiran y el resto, en grupitos más pequeños, llevan a cabo invasiones más discretas o directamente se van a los Los bajos.

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wiki aleatorio