FANDOM


Esta página pertenece a la Negropedia.


Dícese de una maniobra taoísta de control mental y subyugación de las emociones. Para su realización hacen falta 5 años de retiro espiritual/monacal y otros 15 años de entrenamiento y perfeccionamiento, no obstante, aquí, en primicia, el equipo de investigación de la Negropedia vamos a describir su realización lo más perfectamente posible. Niños, no intentéis esto en casa.

Con los dedos índice y pulgar de la mano derecha realiza una grapa (o agarre) sobre el codo de aquel que pretendas domeñar. Eso es todo lo necesario, no obstante, hay una serie de disposiciones que ayudan a establecer el vínculo empático y el control:

  • Mantener contacto visual de los ojos del objetivo.
  • Mantener el pensamiento claro y conciso de la idea que pretendes transmitir (ha de ser extremadamente claro puesto que la mente receptora normalmente no es tan desarrollada como la propia ya que haría falta mucha concentración para poder domeñar a un igual).
  • Acompañar la presa de frases armonizantes con el objetivo como por ejemplo ":No estaría mal organizar una conferencia".

En nuestro mayor, esta maniobra es perfectamente conocida y controlada por Juanjo y le ha valido su apodo. Se dice incluso que llegó a aprenderlo del propio creador, el eminente filósofo taoista Chan-Pi-Ñon, lo cual debe ser cierto puesto que es la única persona conocida capaz de realizar El Látigo con derecha e izquierda indistintamente e incluso de establecer compacto empático con los dos sujetos a la vez. Se rumorea que durante el curso 2005/2006 Juanjo, en su empeño personal de avanzar en el conocimiento y uso de la maniobra, llevó a la práctica esta última variante cuando el delegado del Aula de Arquitectura recomendó la adquisición del nuevo Harry Plotter.

La víctima del látigo siempre cede a la presión de la maniobra siendo síntomas comunes la total perdida del dominio personal, la imposibilidad de decir las palabras que se cruzan por tu mente y de otra forma habrías dicho (como por ejemplo "A la mierda la puta conferencia") y la debilidad física y espiritual.