FANDOM


Nuvola apps cookie
Katrina nació el 13 de septiembre de 1989.

Ahora tiene 29 años, 2 meses y 3 días .


Esta página pertenece a la Negropedia.
SUC40004

Una monja!!

Colegiala de nuevo ingreso hermana de Cotrina. Katrina (con k) ha decidido romper con los esquemas impuestos por su hermano en la familia, tanto con la carrera como a nivel personal. Dejando de lado Aeronáutica, decidió meterse a traducir e interpretar como muy pocos de nuestro mayor. Además, es una habitual de los bajos, pues ha resultado ser una de los fichajes para mantener el espiritu del metal en el Negro, como se puede ver en la foto.

A parte de su afición a los idiomas, a los sitios jevis y a las películas de Disney (las cuales se traga una detrás de otra sin parar) se la conoce por ser una futbolista profesional de éxito, algo que no ha tenido precedente en nuestro mayor. Es una habitual de las pachangas y se la puede ver casi todas las semanas jugando con la camiseta de su querido Real Madrid y el dorsal número 5, a lo Zidane. Nada más llegar al Negro fue raptada y proclamada el fichaje estrella del Samuel's.

Es importante aludir a su particular función como despertador solidario para con otros colegiales.

También es digna de mención la obsesión de esta colegial por la palabra bol. Al parecer su calenturienta mente ha realizado algún tipo de doble o triple sentido que hace que le provoque risa automática oir su sola mención. Normalmente suele contestar «dos si son pequeños», la contestación acertada es «tres si son mini». Este código es necesario respetarlo a rajatabla ya que, al igual que ocurría con la secuencia de números de la segunda temporada de LOST, no se sabe que ocurrirá si se dejá de pronunciar pero se supone que tiene que ser muy muy malo.

Se rumorea que se va a hacer el carnet colegial únicamente para acercarse al gimnasio de la Galdós a buscar hombres "musculosos".

Ha sido musa de algunos artistas renombrados como Julián Simón y su famoso "Catrina, Catrinaaaaa, oh sí nena, nena..."

HazañasEditar

  • Ser capaz de cerrarle la boca al portero flipadillo al haberle ganado una apuesta marcándole 4 goles, siendo el primero de tacón, dos en un uno contra uno y otro de vaselina. Consiguió una copiosa cena en Kite, ante comentarios jocosos del resto de colegiales.

Recibió para ello el apoyo de ciertos animadores que comentaron, a su manera, el desarrollo del partido, celebrando los tantos como si España estuviera jugando la final del Mundial de fútbol.

Esto derivó en ciertas frases míticas, del tipo:

"Ni 3 ni 5, ¡4 goles!"
— Katrina.
"Arturo, no comas en una semana, que con lo de hoy ya has tenido suficiente..."
— Kikí.
"La misma apuesta para la Liga Interna"
— Arturo, que aún no ha aprendido la lección.